lunes, 30 de noviembre de 2015

Kill Bill


Cuando era niña, jugaba con mis amigos a un juego llamado “El cuchillo”. El juego consistía en tirar el cuchillo de diferentes formas y clavarlo en el suelo. El ganador del juego enterraba el cuchillo en la arena, el perdedor tenía que sacarlo con la boca. El caso es qué tenías que elegir, o aprendías a lanzar, o te comías media playa. Yo soy la pequeña de 5 hermanos, supongo que aprendí después de comerme alguna vez media playa.
Visto de lejos parece un juego un tanto bárbaro, entonces me parecía divertido. Ayer se lo conté a mi hijo pequeño y pensó que mentía. No me quedó otro remedio que demostrar que era cierto.


TH 2015.






Rascad la piel del hombre y saldrá la bestia



Paseando canes



martes, 24 de noviembre de 2015

Tócala Sam


lunes, 23 de noviembre de 2015

Una pastelería en Tokio


Sencilla y hermosa.
Como dice Conchita Casanovas, con ritmo japonés.
Profunda y delicada.
Visualmente impactante.
Cuando sales de verla quieres comerte un dorayaki.
Y también quieres que tu mirada no sea la del que siempre hace lo que se espera de él....
Seguiremos a Naomi Kawase.

Persiguiendo al sol








Rompimientos de gloria y Tortuga




Rizado






Árbol versus cielo


Por la kashba




La Puerta Falsa. Jose Luis Santacruz. Jam Session.


Suben, tocan, bajan, beben, suben, bajan…
Tocan alrededor de la melodía,
 tocan todos juntos pero cada uno desde su libertad.
Me habían dicho que la magia en “La puerta falsa”  era los jueves,
pero debo de estar mal informada.
IMPRESIONANTE.



TH. 2015.